El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En Primaflor no dejamos de trabajar en verano, pero sí nos mudamos a la sierra, no para trabajar más frescos (aunque se agradece), si no para encontrar las mejores condiciones para que nuestros cultivos mantengan una gran calidad. En la foto podemos ver una cosecha de lechuga baby en la falda de sierra nevada. En esta zona Primaflor cuenta con 500 hectáreas donde además de esta lechuga se cultiva icerberg, espinaca, acelga, trocadero, batavia, hoja de roble, ajo, cebolla, asiático… prácticamente todos los cultivos que tenemos en Pulpí en invierno.

La lechuga baby es una variedad muy parecida a la romana, que se cultiva con diferentes condiciones de densidad de cultivo y con un ciclo más corto. Para conseguir un equilibrio entre la máxima producción y el tamaño de cogollo que exige el mercado hace falta ensayar muy bien la densidad de cultivo, que es más del doble de la que usamos en un cultivo de iceberg. Se siembra en el semillero y se planta en campo de forma mecanizada, igual que la lechuga iceberg, aunque su mesa de cultivo es más ancha (1,80 metros). Su ciclo en verano es de unos 40 días (frente a los 75 de la iceberg). La cosecha de la lechuga baby es manual.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El 100% de la cosecha es comercializada en bandejas de 3 piezas de corazones de baby, 3 piezas de cogollos o de 6 piezas de cogollo, y para esto la producción debe pasar por nuestro impresionante almacén de fresco, en Pulpí. En él llama la atención la gran coordinación entre tecnología y trabajo en equipo. Cajas en movimiento, robots inteligentes, jefes de equipo y operarios… Todos trabajan al unísono con una eficiencia que es difícil de creer si no se ve. Las cajas con la lechuga recién cosechada es colocada por un robot en una de las 10 líneas donde la baby empieza su camino en la fábrica. Primero pasa por el pasillo donde los trabajadores eligen las piezas más idóneas, para cada tipo de bandeja, y le retiran algunas hojas. Luego las cajas vacías desaparecen por otro carril y las bandejas con las 3 o las 6 piezas empiezan su camino, también mecanizado. Las bandejas de 3 y 6 cogollos son empaquetadas mecánicamente, las de cogollos con el Flow Pack y las de corazones de forma retráctil. Una vez paletizadas pasan a una cámara de frío, y esta cadena ya no se romperá hasta que alguien elija la bandeja en el supermercado.

Desde Primaflor producimos unas 70 millones de piezas de lechuga baby al año, que son comercializadas tanto en mercado nacional como internacional, durante todo el año, aunque la exportación disminuye considerablemente en verano porque muchos países del norte tienen producción propia en esta época del año.

Anuncios