Etiquetas

, , , ,

Hay poca gente ajena al sector agroalimentario consciente de la importancia de los envases. Se invierte mucho en investigar nuevos diseños y materiales para los envases donde se transportan las piezas desde el campo, hay toda una industria que gira en torno a esto. Cajas fáciles de apilar para aprovechar mejor el espacio y ahorrar así combustible, materiales colocados de forma que absorben los golpes sin coger humedad… Pero hoy no vamos a hablar de los envases de fresco, sino de los de nuestras salsas.

Este mes presentamos un nuevo producto, la salsa mejicana, con la intención de seguir ganando presencia en el lineal y ofrecer una mayor gama de productos, en coherencia con el ya conocido guacamole de Primaflor. Pero tenemos un nuevo envase que usaremos en ambas salsas, algo que puede parecer trivial. ¿Lo vemos?.

salsa mejicana

El método que vamos a usar a partir de ahora para envasar estas salsas es el Hiper Presión (HPP) que consiste someter al alimento a una presión tan alta que inactiva la flora vegetativa, es decir, impide el crecimiento de cualquier bacteria, virus, moho, levaduras o parásitos en el mismo. Al no ser un tratamiento térmico se realiza a temperatura ambiente o temperaturas de refrigeración, por lo que aumenta el tiempo de vida útil de la salsa y a la vez respeta las propiedades y texturas de los alimentos. Esto se consigue introduciendo el envase (ya cerrado) en un tanque que se llena completamente de agua y, para alcanzar el objetivo, se añaden un 15% más de agua. Así se alcanza una presión tan alta que tendríamos que bajar a una profundidad 6 veces superior a la del fondo del océano para alcanzarla.

¿Quieres probar nuestra nueva salsa? Participa en el sorteo de 12 lotes de producto Primaflor. Para ello cuelga en nuestro muro de facebook (directamente o a través de tu blog) tu receta mejicana favorita.

Esperamos vuestra participación. ¡Viva Méjico…!

Anuncios